(+34) 971 35 60 30

info@impulsmenorca.com

Estás en: Inicio / blog / PIE DIABÉTICO

PIE DIABÉTICO

¿Sabes que las personas que tienen diabetes tienen que controlarse mucho más sus pies? La diabetes es una enfermedad conocida desde la antigüedad, y hoy en día afecta cada vez a mas personas, las predicciones que se hacen a medio y largo plazo se ven desbordadas una y otra vez.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una alteración metabólica en la que se produce un exceso de glucosa (azúcar) en sangre, debido a una disminución de la hormona insulina o deficiencia de su acción. La insulina es una hormona que fabrica el páncreas y permite que las células puedan usar la glucosa de la sangre como fuente de energía. La presencia alta de glucosa en sangre puede provocar alteración en la función de órganos, sobretodo en los ojos, riñones, nervios, corazón, vasos sanguíneos y pies.

Existen varios tipos de diabetes, la diabetes tipo, tipo 2 y la diabetes gestacional.

? Diabetes tipo 1: Su origen no se conoce, sin embargo tiene más incidencia en niños y jóvenes. El sistema inmune tiene una deficiencia, lo que conlleva a la no producción de insulina.

? Diabetes tipo 2: afecta a personas de cualquier edad, sin embargo es más frecuente en adultos y mayores. Se relaciona con el estilo de vida; la obesidad, la vida sedentaria, etc.

? Diabetes gestacional

Las personas que tienen diabetes, tienen que prestar especial atención a sus pies, ya que son pies de mayor riesgo.

Problemas en los pies asociados a la diabetes.

Circulación deficiente: los vasos sanguíneos se estrechan, afectando a la curación de las heridas y causando muerte del tejido.

Dedos en garra y juanetes: Los daños neurológicos provocan la perdida del tono muscular en pies, causando deformidades.

Anomalías de la uña: Uñas encarnadas, infección por hongos. 

Piel seca y agrietada: La mala circulación y la neuropatía pueden resecar la piel.

Callos (hiperqueratosis): Debido a una mala biomecánica, por presión del zapato, etc.

Úlceras: Son llagas en la piel que pueden llegar incluso hasta el hueso. Debido a la mala circulación se infectan y no sanan. Esta complicación puede desembocar en la amputación e incluso en la muerte.

 
 

Prevenciones para el pie diabético:

Es muy importante, especialmente si tienes diabetes, una buena prevención. Para ello, aconsejamos:

1. Tener una buena alimentación.

2. No fumar ni beber alcohol.

3. Inspeccionar a diario los pies para detectar zonas enrojecidas, hiperqueratosis, ampollas…

4. Antes de ponerse el calzado, inspeccionar por dentro con la mano, en busca de pliegues, costuras o cuerpos extraños que podrían hacer daño.

5. Buena elección de calzado (Puntera amplia, no demasiado flexible, con un poco de cuña)

6. Cambiar de calcetines todos los días.

7. No caminar descalzo.

8. No acercar los pies a fuentes de calor.

9. Lava tus pies todos los días con agua y jabón neutro, sécalos muy bien, ¡Sobretodo entre los dedos.

10. Aplicar crema en los pies después del baño (nunca entre los dedos).

11. Cortar las uñas de forma recta.

12. Realice ejercicio regularmente para mejorar su circulación.

13. Prestar atención a la aparición de algún cambio de coloración (podría anunciar algún problema circulatorio).

14. Evitar quitar callos y durezas en casa, acude a tus podólogas de IMPULS.

 

 

Paula Pérez.

Podóloga de IMPULS.

Más entradas

categorías del Blog