(+34) 971 35 60 30

info@impulsmenorca.com

MENORCA ILLA DE BÀSQUET

Siendo Menorca “una illa de bàsquet” tanto a nivel profesional como amateur, se deberían conocer aquellas lesiones más reiterativas en esta práctica deportiva. ¿Qué tanto sabemos de ellas?

El baloncesto es un deporte de equipo ampliamente practicado por ambos sexos de diversas edades; se le considera una modalidad de contacto rápido y continuado movimiento en un espacio limitado. Este deporte requiere de una gran resistencia física, ya que durante su ejecución se producen un sin número de saltos, aceleraciones y frenadas bruscas, desplazamientos, cambios bruscos de direcciones, etc. por lo que pie y tobillo desempeñan un papel importante en el desarrollo del juego, junto con todo el sistema músculo- esquelético.

Existen 5 posiciones en la cancha: de base a pívot, siendo más propensos a las lesiones pívots y ala-pívots. Las lesiones que serán expuestas a continuación tienen mayor incidencia en las competiciones que en los entramientos (100% exigencia física) y, además, en miembros inferiores.

LESIONES DEPORTIVAS:

- PERIOSTITIS TIBIAL: el dolor aparece como un ligero “pinchazo” en la cara anterointerna de la tibia (espinilla) que incrementa con el paso del tiempo y el entrenamiento. Sin embargo, esta sensación puede convertirse en un dolor quemante que aumenta con el esfuerzo.

En pretemporada el cuerpo parte de una cualidad física menor a la alcanzada en periodo competitivo, motivo por el que los jugadores sufren una sobrecarga muscular que repercute en la inflamación del periostio (envoltura fibrosa que envuelve el hueso).

 

Sería conveniente disminuir la intensidad del entrenamiento para reanudar progresivamente la incorporación a la dinámica normal del equipo acompañado de tratamiento fisioterapéutico y podológico.

- ESGUINCES DE TOBILLO: comúnmente del ligamento lateral externo. Según su gravedad pueden ser de primer, de segundo o tercer grado.

Dependiendo del estadio en el que se encuentre la lesión, la sintomatología puede variar desde un ligero dolor, rubor, edema, y cierta impotencia funcional hasta un dolor más agudo, rotura ligamentosa, y una mayor impotencia funcional. Esta lesión puede ser debida a una causa fortuita, por ejemplo, un salto tras un tiro a canasta donde el pie realiza un movimiento inadecuado al tener que soportar el peso del cuerpo en caída.

O bien una inadecuada función biomecánica en la cual el jugador no posee una correcta estabilidad que repercute en repetidos episodios de entorsis de tobillo que provocan esguinces.

- FASCITIS PLANTAR: patología más frecuente en los jugadores de baloncesto. Se manifiesta por un dolor localizado en la planta del pie, fascia plantar, provocado por una reacción inflamatoria originada en el tubérculo medial de calcáneo.

El jugador presenta un típico dolor en la parte inferior de talón, comienza con un vago dolor, intermitente, que puede convertirse en agudo y persistente al producirse dicha lesión, llegando a ser punzante, especialmente por las mañanas en los primeros pasos que va desapareciendo, en general después de unos minutos. También se hace presente tras periodos de inactividad. Al final del día la molestia se acentúa.

La lesión puede estar localizada en un pie (unilateral) que representa a la mayoría de los casos, o en ambos (bilateral).

La causa puede ser multifactorial, entre ellas se destacan: sobrepeso como factor relevante, bipedestación prolongada, hiperlaxitud, alteraciones biomecánicas, etc.

 
 

- TENDINITIS AQUÍLEA: patología que sufren los jugadores de baloncesto, y frecuentemente jugadores interiores donde el salto es continuado.

Esta patología presenta un dolor característico a modo de pinchazo agudo a la solicitación del tendón mediante la contracción del músculo.

- FRACTURA BASE 5º METATARSIANO/ FRACTURA DE JONES: suele tratarse de una fractura o arrancamiento por contracción brusca del músculo peroneo lateral corto durante un movimiento de inversión del pie (supinación).

Es una lesión muy frecuente en el ámbito deportivo, sobre todo en aquellos deportes que requieren acciones de salto y desplazamientos, con cambios de ritmo y dirección, como en baloncesto.

La fractura se puede producir por estrés, como consecuencia de impactos repetidos, o de forma aguda, fractura repentina.

Entre los síntomas que pueden presentar los jugadores, se describe dolor agudo a la palpación junto con una sensación de pinchazo en el foco de la fractura, inflamación y dificultad o incapacidad para caminar.

 
 

¿CÓMO ACTUAR ANTE DICHAS LESIONES?

APLICACIONES TERAPEÚTICAS:

1. Prevención: es de los deportes que más se trabaja.

• Estiramientos y calentamiento.

• Potenciación muscular. • PROPIOCEPCIÓN.

• Vendajes funcionales (Tape)

2. Fisioterapia: desempeñan un papel importante tanto en la prevención de lesiones como en el tratamiento de las mismas.

3. Ortopodología: estudio biomecánico y confección de soportes plantares.

4. Calzado:

Caña semialta, lo que interesa es trabajar aquellas estructuras que tienen que dar estabilidad y potenciar tobillo.

Flexibilidad en aquellas zonas que permiten flexo-extensión de tobillo y dedos.

Suelas antideslizantes: que ayuden a frenar, pero dejando realizar cierta capacidad de deslizamiento.

NO cámaras de aire, dan mucha inestabilidad

Botín interno ergonómico

Cubiertas externas cruzadas para una mayor sujeción

• Altura de la entre suela para amortiguar

Mínimo arco para poder amortiguar y dar estabilidad.

 

Miriam Cabrera

Podóloga de Impuls

Más entradas

categorías del Blog