(+34) 971 35 60 30

info@impulsmenorca.com

LESIONES MUSCULARES Y FRÍO: MALOS COMPAÑEROS

La pregunta es: ¿Se puede practicar deporte con normalidad a bajas temperaturas? Poco a poco nos vamos acercando al invierno, a la época más fría del año, en la cual más se complica la práctica deportiva tanto indoor como sobre todo outdoor, al aire libre.

 Para tener argumentos en la respuesta podemos pensar por ejemplo en cuando se baten los records mundiales de Atletismo, en diciembre con el frío o en agosto al calorcito….Los músculos piden calor para su rendimiento y para su salud.

Dicho esto las estructuras más afectadas por el frío en la práctica deportiva son las partes blandas, principalmente los músculos, con lesiones desde leves como sabañones o contracturas hasta más graves como roturas fibrilares o musculares.

Las zonas más afectadas son muy variables según la práctica deportiva, afectando mayoritariamente al miembro inferior, con músculos grandes como el recto anterior del cuádriceps, los isquiotibiales (pesadilla de futbolistas) o los gemelos.

No obstante el cuerpo está preparado para realizar ejercicio en invierno, con mayores dificultades y riesgos. ¡Vamos a prevenirnos al máximo de ellos!

 
 

CONSEJOS DE IMPULS PARA LA PRÁCTICA DEPORTIVA EN INVIERNO

-HORA: mejor practicar ejercicio en invierno buscando las horas del día de mayor luz, estas serán las horas intermedias alrededor de las 12h del mediodía, en ellas encontraremos la temperatura más agradable posible.

-INTENSIDAD Y DURACIÓN: mucho cuidado con los entrenamientos intensos a bajas temperaturas (por debajo de 50C), en ellos las necesidades sanguíneas de los músculos aumentan y con el frío eso es un problema para el cuerpo aumentando el riesgo de lesión.

Igualmente los entrenamientos de larga duración, sin estar contraindicados a temperaturas frías requieren un mayor consumo de energía que a temperaturas más moderadas.

-ROPA: fundamental cómo nos abriguemos para realizar ejercicio con frío. Primeramente la elección de las prendas. Hay muchísimas opciones muy útiles en el mercado de calcetines, gorros, guantes, camisetas térmicas, chalecos, chaquetas, etc…. con tejidos técnicos de mucha calidad adecuados para luchar contra el frío. Siempre buscando el equilibrio adecuado entre protección y transpirabilidad para no causar otros problemas al cuerpo.

Tener en cuenta siempre que la sensación térmica inicial es mucho más baja que la que tendremos a los pocos minutos de comenzar la actividad. No abrigarnos demasiado, que la ropa no vaya a ser algo incómodo.

Prestar especial atención a proteger las zonas más distales del cuerpo, especialmente manos, pies y cabeza, ya que son las zonas más vulnerables al frío.

     

CALENTAMIENTO: siempre es importante tanto en verano como en invierno, pero probablemente la prevención más importante ante lesiones musculares a temperaturas bajas. Muy útiles los estiramientos dinámicos que preparar muy bien al músculo para ejercicios de fuerza.

Debe ser más progresivo y minucioso que nunca, de menos a más. Muchas veces el frío nos hace acelerar el calentamiento para entrar antes en calor, esto puede ser un riesgo grande para nuestros músculos por la demanda excesiva y súbita de oxígeno que piden nuestros músculos.

No calentar con demasiada intensidad, elegir los ejercicios más intensos para el final del calentamiento, empezando por los más suaves de baja intensidad. Si es posible comenzar a calentar en un lugar cubierto antes de salir al aire libre.

-CALIDAD DE ENTRENAMIENTO: como ya hemos dicho las actividades intensas son peligrosas para los músculos en invierno, pero si estás preparado y tienes que hacer alguna serie, ten en cuenta intensificar el calentamiento y prestar especial atención a no alargar demasiado los tiempos de recuperación entre series, ya que los músculos se enfrían y pierden capacidad de contracción, aumentando mucho su riesgo de lesión.

Desde Impuls aconsejamos siempre la práctica deportiva, tanto en verano como en invierno. Así que a pesar del frío sigue nuestros consejos, abrígate, calienta a fondo, piensa en la intensidad que vas a meter al ejercicio y disfruta practicándolo. El cuerpo del verano se consigue en invierno.

Victor  Rodríguez

Fisioterapeuta Impuls

Más entradas

categorías del Blog